La deforestación y los incendios están reduciendo los hábitats de especies amenazadas en el Amazonas

Los incendios de las últimas dos décadas han afectado al 85% de las especies amazónicas amenazadas, incluyendo plantas y animales

URL del artículo: https://www.dicyt.com/noticias/la-deforestacion-y-los-incendios-estan-reduciendo-los-habitats-de-especies-amenazadas-en-el-amazonas

Hasta el 85% de las especies que figuran como amenazadas en la Amazonía pueden haber perdido una parte sustancial de su hábitat debido a la deforestación y los incendios en las últimas dos décadas, indica un estudio en Nature. Se estima que por cada 10.000 km2 de bosque que se quema, se verán afectadas alrededor de 27 a 37 especies de plantas adicionales y alrededor de 2 o 3 especies de vertebrados más que tienen más del 10% de su área de distribución en el Amazonas. A medida que los incendios se acercan al corazón de la cuenca del Amazonas, que tiene mayores niveles de biodiversidad, se espera que aumente el impacto de los incendios en la biodiversidad.



La cuenca del Amazonas tiene un papel vital en la regulación del clima de la Tierra y es el hogar del 10% de todas las especies conocidas. La degradación del bosque amenaza la resiliencia de este ecosistema; Se prevé que en 2050 se perderá entre el 21% y el 40% de la cubierta forestal, lo que tendrá un gran impacto en la biodiversidad amazónica. Para comprender mejor estos impactos, Xiao Feng y sus colegas investigan cómo los incendios forestales han estado afectando el rango geográfico de 11.514 especies de plantas y 3.079 especies de animales en las últimas dos décadas.
Desde 2001, entre 103.079 y 189.755 km2 de selva amazónica (2,2–4,1% del área total) han experimentado incendios, que han afectado a un rango de entre 77,3% y el 85,2% de las especies catalogadas como amenazadas en esta región, estiman los autores. Además, señalan que los períodos de aumento de incendios se correlacionan con la relajación de las políticas diseñadas para frenar la deforestación y la quema de bosques.
En Brasil, las políticas para reducir la deforestación implementadas a mediados de la década de 2000 se relajaron en 2019, que registró un aumento en el área afectada por el fuego (alrededor de un 20-28% más de lo esperado), lo que afectó a numerosas especies de plantas y vertebrados. Estos hallazgos demuestran la conexión entre las políticas y los incendios forestales y cómo estos factores pueden afectar la biodiversidad, concluyen los autores.