Importante lago Boliviano ahora es un desértico basurero

Full Name

abril/5/2021

Importante lago boliviano ahora es un desértico basurero
En el Uru Uru y el Poopó existen aproximadamente 76 especies de aves, unos 120 mil flamencos de tres de las seis clases que hay en el mundo, plantas y peces endémicos que han servido de sustento al pueblo de los urus, que se cree es uno de los más antiguos del continente.

Oruro, Bolivia.- Cuando se llega al lago Uru Uru, a unos cuantos kilómetros al sur de la ciudad boliviana de Oruro, ningún esfuerzo parece ser suficiente para frenar la degradación ecológica de ese humedal casi seco al que llegan plásticos, aguas servidas y desechos de la actividad minera cercana.

El desastre se contrapone a la casi olvidada declaración Ramsar, una convención relativa a los humedales de importancia internacional, que se estableció hace casi veinte años tras valorarse que el lago Uru Uru y su vecino Poopó eran una rica ecoregión.

En el Uru Uru y el Poopó existen aproximadamente 76 especies de aves, unos 120 mil flamencos de tres de las seis clases que hay en el mundo, plantas y peces endémicos que han servido de sustento al pueblo de los urus, que se cree es uno de los más antiguos del continente.

El activista Limberth Sánchez dijo que el Uru Uru es prácticamente un milagro de la naturaleza ya que se formó a mitad del siglo pasado por un rebalse que hubo del río Desaguadero, aquel que llega desde el lago Titicaca, en el norte.

"A partir de 1955 por el rebalse (del Desaguadero) se ha formado", incluso, "había un puesto de la Naval" en los años de 1960 y 1970, y desde aquel tiempo se han sembrado peces como el pejerrey, karachi y mauri que han dado vida a "siete cooperativas pesqueras", mencionó.

El Uru Uru no es demasiado profundo, en tiempos húmedos ha llegado a tener hasta metro y medio, sin embargo, ahora el espejo de agua tan solo ocupa 20 de los 214 kilómetros cuadrados, dijo Sánchez refiriéndose a datos de la Alcaldía orureña. https://www.portalambiental.com.mx/videos/20210405/importante-lago-boliviano-ahora-es-un-desertico-basurero