En Xochimilco, 'puma' preserva hábitat del ajolote

Xochimilco era sinónimo de fiestas a bordo de trajineras para Diana Vázquez antes de conocer sus chinampas, un sistema de producción agrícola que peligra por la urbanización y la contaminación de la Ciudad de México.

Ahora, la bióloga colabora con el Laboratorio de Restauración Ecológica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para impulsar esta práctica con el fin de revertir el daño ocasionado a la casa del ajolote, especie en peligro de extinción.

A través de su maestría en Ciencias de la Sostenibilidad, lleva a cabo un diagnóstico de la comercialización de productos chinamperos con miras a asegurar la viabilidad económica de la restauración del sitio. Su meta es implementar una etiqueta que distinga a estos cultivos del resto.

"Xochimilco en algún momento pudo satisfacer las necesidades de toda la ciudad. Es súper importante reactivar (las chinampas) y revalorizar el trabajo del campesino", afirma.

"Los proyectos de restauración ecológica son fundamentales si queremos asegurar la sostenibilidad de una ciudad y también su resiliencia".

Mientras estudia, fortalece sus conocimientos sobre el funcionamiento de las Áreas Naturales Protegidas a partir de varias disciplinas.

"Ya no podemos pensar en proyectos aislados, en los que solamente trabajen biólogos, economistas o sociólogos. Tenemos que empezar a interactuar para lograr que un proyecto de verdad sea transdisciplinario", enfatiza.

URL del texto:https://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?urlredirect=https://www.reforma.com/en-xochimilco-puma-preserva-habitat-del-ajolote/ar2205026?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=promocion_editor&referer=--7d616165662f3a3a613b767a3a--